Estrellas de Tinta, Febrero (microrelato): The Prettiest Star (4): Entrenando.

TW: no tiene.

*********

Es nuestro primer día de entrenamiento. Sé que va a ser difícil, sé que va a ser duro, pero voy a ser capaz de controlar esta tormenta de poderes que tengo. 

 

Las lecciones con Won no son sencillas. 

—Puedes concentrar tu energía en un punto y dejar que el poder fluya por ahí. 

Me concentro y digo:

 —Burakatto.

Unas ondas negras salen de mi mano derecha y van a parar a Won que resbala y cae al suelo. Se levanta y viene corriendo entusiasmado a abrazarme. 

—¡Lo has hecho! —dice riendo. 

La confianza crece en mí. Río nerviosa y volvemos al entrenamiento. 

*****

Las clases con Danny son más divertidas. 

—Atácame con todas tus fuerzas y sin usar los conjuros. Piensa que soy Brago —me dice Danny sonriendo. 

—No odio a Brago. Y no estoy esforzándome tanto por él, metéoslo de una vez en la cabeza. 

—Vale, pues piensa en alguien odioso. 

—¿El profe de historia?

—Perfecto. “Señorita Lucky, hágame el favor de no hacer dibujitos en mis clases” —dice imitando con mucho éxito al profesor. 

—Para, que así no te voy a poder atacar —respondo riéndome a carcajadas. 

*****

Tras varios meses de duro entrenamiento, puedo conjurar 4 conjuros y mi habilidad para la lucha también ha aumentado considerablemente. 

 

Una mañana al despertar encuentro a los pies de mi cama un libro azul pálido y una carta:

“Enhorabuena, eres la mamodo nº 52 de la lista de 100 para ir a luchar al mundo humano”. 

Continuará…

***************

Este relato pertenece al reto literario “estrellas de tinta” organizado por Katty. Podéis leer las bases aquí:

https://plumakatty.blogspot.com/2020/12/estrellas-de-tinta-reto-de-escritura.html?m=1

Objetivo: 17.- relato súper positivo.

Objetos ocultos: 7.- Tormenta.

Relato brújula.

246 palabras.

Sin dramas 2/6

Narcisista 1/2

Protagonista única femenina 1/3

Relato recomendado:

El de enero de @escritorOrtega:

“Últimas luces”

https://inkdreamers1.blogspot.com/2021/01/ultimas-luces.html?m=1

Estrellas de tinta 2021, Febrero: The Prettiest Star (3): cafu za limin 

Esta historia es continuación del relato de enero que puedes leer aquí:

https://supeingoreson.wordpress.com/2021/01/02/estrellas-de-tinta-2021-enero-la-historia-de-lucky-y-brago-dos-mamodos-muy-diferentes/

TW: No hay

******

Resumen del relato: (si te lo quieres saltar, el micro empieza después de la imagen)

Los mamodos son unos demonios que viven en un mundo paralelo. Cada mil años 100 niños elegidos van al mundo de los humanos para luchar entre ellos y el vencedor es nombrado rey de los mamodos. Brago, el hijo de la actual virreina y que nunca ha salido del palacio, va a la escuela por primera vez en su vida para conocer a sus posibles rivales. Se ha entrenado desde que nació para ser el futuro rey. En la escuela conoce a Lucky, la hermana de Won Rei, un compañero suyo de clase. Desde el principio se fija en ella (y ella en él). Un día ella le dice de quedar después de la clases. En esa cita Brago le enseña su poder de alterar la gravedad y ella le dice que su poder es el de alterar probabilidades.

Después de esa cita empiezan una relación.

Fin del resumen.

************************************

Cafu za limin

 

La mañana de Chenjian es la más ajetreada en casa de Lucky y Wonrei.

Chenjian es una fiesta que augura la llegada de la primavera que se celebra en algunas partes del reino de los mamodos, como en Jitián, el pueblo de Naimi, su madre. Ese día todos visten de blanco, comen comida blanca y entierran 3 monedas de plata enfrente de la casa para que echen raíces y traigan prosperidad. Dentro de la casa, al lado del hogar, se cuelga a Cafu. 

Cuenta la leyenda que Cafu perseguía a los demonios lanzándoles legumbres para arrebatarles su poder. Es una figura blanca, símbolo de la fortuna, que ataca a los demonios para proporcionar a otros seres menos poderosos sus poderes. La cuelgan amarrada y comen legumbres ese día para demostrar su victoria frente a ella. La vestimenta blanca es un disfraz para hacerle creer que no son demonios. 

En la cocina, Wonrei está preparando bollos de harina de arroz con pasta de judías blancas en su interior. Su madre está ocupada con la leche de legumbres y los dulces de algarroba. 

Suena la puerta y Naimi va a abrir. 

Danny entra en la cocina sonriente:

—¡Cafu za limin, Wonrei! 

Esa frase significa “atrapa a la fortuna” y es el saludo de Chenjian. 

—¡Cafu za limin, Danny! ーle responde su amigo con una sonrisa. 

—Siéntate, Danny, ponte un poco de leche. ¿Quieres tortitas de guar? —le ofrece Naimi. 

—Gracias, señora Naimi, me pondré un vaso de leche, pero esperaré al resto para comer. 

 

Vuelven a llamar y Naimi sale para abrir. 

—Pasa, pasa, hijo. Voy deprisa que tengo que sacar los mamelucos del horno. 

Entra en la cocina y les dice a los chicos en un susurro:

—Es el chico de Lucky. 

—¿QUÉ CHICO DE LUCKY? —pregunta alarmado Wonrei. 

Danny empieza a beber sin mirar a Wonrei. El fatídico día ha llegado. Lucky tiene pareja. Y teniendo en cuenta lo sobreprotector que es su amigo, se imagina la tormenta que se va a descargar en la cocina.

Una figura negra entra por la puerta. 

—¿¿BRAGO?? —exclama Wonrei. 

De la impresión, Danny tira la leche por la nariz y empieza a toser. 

Naimi pone los mamelucos en la mesa y le acerca una servilleta a Danny. 

—¿Estás bien, hijo? ¿Es que os conocéis?

—Va… a… nuestra clase —dice Danny entre toses. 

—¡Mamá, es el príncipe Brago!

—Ah, ¡qué bien entonces! Todos sois amigos. 

 

Lucky entra por la puerta y saluda a todos. 

—¡Cafu za limin! ¡Ya estás aquí! Siéntate, voy a por cubiertos. 

—Lucky, no olvides poner cucharillas para el Sanjin. Hoy tienes un examen, ¿verdad? ¿Te lo has preparado bien?

—Bueno, más o menos. 

—Hija, te tienes que esforzar un poquito más que ya estás en el instituto. 

 

En eso entra Buenso, el padre de Lucky y Won. 

—¡Cafu za limin! Oye, a ti no te conozco. 

—Es Brago, va a mi clase —dice Wonrei, huraño. 

—Vaya, otro amigo de Won. Espero que seas tan tragón como Danny, porque aquí hay comida para todo el reino —le dice ofreciéndole la mano. 

—Más que amigo de Won parece que es un amigo especial de Lucky —puntualiza Naimi. 

Buenso se queda petrificado sujetando la mano de Brago. 

—¿Cómo de especial? —le pregunta apretando la mano más fuerte. 

—Papá, deja en paz a Brago —le pide Lucky. 

—Cariño, no me seas carcamal que Lucky ya es una señorita. Haced el favor de no aguarme Chenjian. 

Lucky se sienta junto a Brago y se da cuenta de que lleva un brazalete blanco en el brazo derecho. Sonríe sin decirle nada. 

 

A pesar de la cortante tensión del ambiente, el desayuno transcurre sin contratiempos y con el estómago repleto (tal vez demasiado) se van a la escuela. 

 

Lucky y Brago van delante cogidos de la mano. Detrás, a cierta distancia y mirándoles con cara de perro, van Wonrei y Danny. 

 

—No me gusta —dice Wonrei. 

—A mi tampoco, pero debemos confiar en el criterio de Lucky. 

 

Las semanas pasan y Brago va a buscar todos los días a Lucky a su casa. Después de clase se van a pasear y a ver el atardecer a la montaña de piedras. 

Los fines de semana, Brago se encierra en el palacio para entrenar y Lucky aprovecha para quedar con sus amigas y pasar tiempo con su hermano. 

 

Lucky le habla de su vida con su familia y sus amigos. Brago le cuenta cómo se ha pasado su vida encerrado en el palacio entrenando y estudiando para convertirse en el futuro rey de los mamodos. Nunca ha tenido amigos. Zeon es el único niño que conocía hasta que llegó a la escuela, pero desde que nació le han dicho que es su rival y como tal lo trata. 

 

Brago disfruta de sus días con Lucky todo lo que puede, ya que es la primera vez que  se siente relajado. 

Lucky exprime sus momentos con Brago al máximo porque está convencida de que no durarán mucho. 

Poco a poco Wonrei y Danny van viendo con otros ojos a Brago. Invitados por Lucky, empiezan a hablar con él en la escuela. Aunque no se puede decir que sean amigos, al menos hay un acercamiento. 

*****

Una mañana Brago no se presenta en casa de Lucky y ésta va con los chicos a la escuela. Cuando entran en clase de Wonrei y Danny ven que Brago está de pie al lado de su mesa guardando unos libros en su bolsa con un gesto serio. 

Lucky se acerca y le pregunta:

—¿Por qué no has ido a buscarme para que viniéramos juntos?

—Porque ya no estamos juntos. Hoy es mi último día en la escuela —responde secamente. 

—¿Y eso? ¿Que ha pasado?

—Ha pasado que he faltado a demasiados entrenamientos. El combate está cada vez más cerca y no puedo seguir perdiendo el tiempo con una inútil que ni siquiera sabe usar su poder —dice levantando la voz y dando un golpe en la mesa. 

Dos lágrimas recorren las marcas de las mejillas de Lucky y sin decir nada sale del aula. Wonrei sale corriendo detrás de ella. 

Danny se acerca a Brago y le dice:

—Tío, eres un mierda. 

Y sale corriendo detrás de su amigo. 

 

Al llegar al pasillo, encuentra a Wonrei y a Lucky sentados en el suelo abrazados. Ella está llorando en su hombro. 

Danny se acerca y los abraza. 

—Ese tío no se merece ni una sola de tus lágrimas, lo que realmente se merece es una patada en la boca —le dice Danny. 

—Prometedme que no haréis ninguna estupidez como retarle a un combate o algo así —dice separándose de su abrazo y mirando a los chicos a la cara  

—No pensaba pelearme con él —dice Danny —pero le he dicho que es un mierda, así que seguramente yo no llegue vivo a mañana. 

 

Lucky suelta una carcajada entre las lágrimas. 

—No te preocupes por Brago, no es malo. Es solo que no sabe relacionarse bien con los demás. Además no lloro por él, esta relación tenía fecha de caducidad desde el principio y yo lo sabía.

—Entonces, ¿por qué lloras? —le pregunta Wonrei mientras le acaricia las mejillas con dulzura secándole las lágrimas. 

—Porque la verdad duele. Y es totalmente cierto de que soy una inútil que no sé ni usar mi poder. ¿Vosotros me ayudaríais a entrenar?

Wonrei y Danny se miran y sonríen. 

—¿Cuándo empezamos? —preguntan al unísono. 

*****

Después de faltar a las clases los tres, van a buscar a Umi, la mejor amiga de Lucky, a su casa para que también le ayude con el entrenamiento. Umi es una mamodo muy estudiosa gran conocedora tanto del reino de los mamodos, sus poderes y su historia como del mundo de los humanos. 

 

—Lo primero que debes saber es el alcance de tu poder y cuantos conjuros puedes formular hasta ahora —le explica Umi. 

—De momento solo puedo conjurar el “burakatto”, pero sé que puedo hacer mucho más —responde Lucky. 

Umi le ayuda con la parte teórica, Wonrei con con la concentración y el manejo del poder, y Danny se encarga de los combates cuerpo a cuerpo. 

—Debes saber una cosa —le explica Umi —tienes los poderes que te ha otorgado, en este caso, tu madre, pero hay otros que, cuando estés preparada, los podrás conjurar tú misma. Además, cuando vayas al mundo humano…

—Si es que voy —puntualiza. 

—Bueno, si vas al mundo humano, tu compañero humano también te otorgará los poderes que sus sentimientos despierten. 

 

Lucky está dispuesta a hacer lo que sea para demostrarse a sí misma que puede controlar todo el poder que lleva dentro. 

 

Continúa aquí:

https://supeingoreson.wordpress.com/2021/02/03/estrellas-de-tinta-febrero-microrelato-the-prettiest-star-4-entrenando/

**************

Este relato pertenece al reto literario “estrellas de tinta” organizado por Katty. Podéis leer las bases aquí:

https://plumakatty.blogspot.com/2020/12/estrellas-de-tinta-reto-de-escritura.html?m=1

Objetivo: 16.- una tradición familiar: el Chenjian.

Objetos ocultos: 13.- Harina y 27.- 3 monedas de plata.

Relato brújula.

Betchler 2/3

1424 palabras.

En realidad el dibujo de Umi es de otro anime, es cure custard, pero me inspiré en ella para crear a la amiga de Lucky.